Se dice que el acné una de las enfermedades que más traumas psicológicos y que más problemas acarrea entre padres e hijos debido a la inseguridad y el sentimiento de inferioridad que se produce por esta afección, sobre todo en las áreas visibles o expuestas.

 

El acné tiene un componente psicológico muy importante, pues afecta no solamente la calidad física de la persona sino también el autoestima y su manera de pensar, por lo general los problemas que se detectan en las personas que padecen acné son timidez, ciertos grados de depresión, enojo, preocupaciones, frustración, abandono de empleos, un autoestima deprimido, un concepto sobre sí mismo y sobre su imagen corporal muy pobre, y puede llegar inclusive a la retracción social.

 

Por lo general el acné no representa complicaciones extras a los problemas estéticos que representa, sin embargo puede causar problemas psicológicos importantes, resultado de los problemas antiestéticos y de los cuestionamientos sociales o el rechazo social hacia la persona que presenta este problema.

 

 

Los adolescentes que se encuentra en una etapa de la vida donde los desequilibrios hormonales pueden provocarle un acné hormonal, están más susceptibles a las opiniones de los demás, pues su desarrollo psicológico comienza a forjarse y empiezan a forjar su propio carácter por lo tanto sienten inseguridad y si a eso se le agrega un problema antiestético como es el acné puede causar severas complicaciones emocionales a quien lo padece e inclusive un verdadero impedimento para hacer nuevas amistades y relaciones sociales. En la adolescencia es muy importante que las personas se sienten integrados, que le agradan a los demás, sobre todo al sexo opuesto y para esto la estética de la persona y su autoestima juegan un papel fundamental. La presentación de acné severo o en etapas muy avanzadas pueden ser que la persona que lo padece sea excluida de algún grupo social, o inclusive la persona misma se excluya por temor a ser discriminado o ser motivo de burla o rechazado.

 

Por todos estos motivos es que es muy importante que al momento de los primeros síntomas la persona que parece acné visite a un dermatólogo para un correcto tratamiento y limitar las lesiones lo mayor posible, controlar el problema y evitar cicatrices o manchas por acné en un futuro, algunas veces también es importante apoyarse en un psicólogo para platicar sus cuestionamientos y que esta persona lo ayude en sus cuestiones emocionales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...