El acné rosacea, es un padecimiento que afecta al 10% de la población aproximadamente, y que como se presenta generalmente en la cara puede causar o traer como consecuencia trastornos psicológicos y traumas sociales. Aunque usted no lo crea el acné rosacea es uno de los padecimientos de la piel más común donde se presenta una inflamación crónica y progresiva relacionado con procesos vasculares de la piel.
El acné rosácea se presenta generalmente en la parte central del Ross, y se caracteriza por presentar telangiactasias (ensanchamiento de los vasos sanguíneos), enrojecimiento facial o rubor y pápulas parecidas a las lesiones que produce el acné, es por eso que mucha gente le llama acné rosacea, pero en realidad lo que se puede presentar es una combinación de acné y rosacea.

 

 

La rosacea suele presentarse en personas que rondan los 25 a los 65 años de edad, y por lo general se presenta en personas que tienen las tres blancas. Éste padecimiento puede persistir durante muchos años, aumentando los síntomas por algún tiempo y disminuyendo por otro, uno de los motivos por los cuales se le conoce también como acné ROSACEA es porque presenta lesiones inflamatorias algunas veces parecidas a las del acné.
Uno de los datos importantes a tener en cuenta es que este padecimiento comienza en forma progresiva y los cambios son graduales, por lo cual puede ser difícil identificar el padecimiento en etapas tempranas, la mayoría de la gente puede confundir los primeros síntomas con quemaduras solares.

 

Los síntomas que debe tomar en cuenta para identificar el acné rosacea son:
Un enrojecimiento difuso y a veces transitorio de la piel del rostro por lo general de las mejillas, frente, y mentón
Una mayor producción de sebo o grasa en la cara
Lesiones parecidas al acné
Un aumento en la visibilidad de los vasos sanguíneos pequeños en el rostro
un crecimiento en el tamaño de los poros de la piel afectada
Complicaciones oculares, que puede ser sequedad ocular, dolor ocular, fotofobia, o sensación de un cuerpo extraño.
El acné rosacea con un buen tratamiento médico y un asesoramiento especializado por un buen profesional de la salud y cumpliendo todas las indicaciones que este le ponga es muy factible poder controlar el padecimiento. Recuerde que el médico especialista en problemas de la piel es el dermatólogo, y él es el médico adecuado para proveerle un buen tratamiento y una correcta medicación ya sea sistémica o tópica.
Por lo general la medicación que recomiendan es la utilización de un jabón que no irrite la piel, combinado con medicamento sistémico algunas veces antibiótico y antiinflamatorios, esperando una mejoría por lo general al mes de inicio del tratamiento disminuyendo el acné y alrededor de tres meses más para controlar el rubor facial.
Es importante que si usted nota alguno de los síntomas mencionados consulte con un médico especialista para su correcto diagnóstico y seguimiento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...