El acné hormonal es el tipo de acné que está relacionado y en estrecha combinación con todos los cambios hormonales que ocurren en el organismo principalmente relacionados a la presencia de testosterona. La hormona testosterona es un hormona masculina andrógeno que se produce no solamente en los hombres, sino también en las mujeres, se produce en los testículos de los hombres y en los ovarios de la mujer. Una de las funciones de la testosterona es estimular la actividad de las glándulas sebáceas, lubricando la piel, sin embargo cuando es en exceso la piel se vuelve más grasosa y propensa a la aparición de acné, por tal motivo la hormona testosterona se ha identificado como una de las principales causas de la aparición de acné hormonal.

 

Definitivamente la hormona testosterona está presente en mayores cantidades los hombres y es por tal motivo que se cree que los hombres desarrollen un tipo de acné más severo que las mujeres y con mayores probabilidades de recidivas.

 

 

Cuando nuestro organismo ocurren desequilibrios hormonales, las glándulas encargadas de producir cebo se excitan y se produce más, este aumento en la cantidad de producción del cebo acumulado al aumento en las células muertas, producen como resultado una obstrucción de los poros de la piel, pues este exceso en la producción de sebo limita las posibilidades de que las células muertas caigan de manera natural, por lo tanto se quedan pegadas en la piel y obstruyen los poros, una vez obstruido el puro las posibilidades de que se infecte es mayor, y este aumento en las bacterias inicia el proceso del acné y todo por una cuestión hormonal.

 

En los jóvenes que se encuentran en la etapa de la pubertad existe un incremento importante en la producción de diversas hormonas en el organismo, y es por tal razón que el acné hormonal es más propenso a aparecer en esta etapa de la vida. En personas adultas las mujeres son las más propensas a desarrollar algún tipo de acné hormonal, esto debido a los desajustes hormonales normales que ocurren en la vida de una mujer adulta. Por ejemplo en el embarazo, la menstruación y la menopausia, a falta de hormonas sexuales femeninas (estrógenos) se produce un desequilibrio hormonal y se tiene más testosterona de lo que comúnmente existe y en estos momentos es cuando las mujeres tienden a desarrollar problemas de acné hormonal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...